Mi experiencia en los scouts

15.05.2018

Mi experiencia en los scouts empezó como muchos otros en lobeznos. Yo no sabía lo que eran los scouts, pero mis padres me propusieron apuntarme a un grupo donde iba a hacer amigos y conocer la naturales, además podría dormir fuera de casa con mis nuevos amigos.

Ese año fue genial, me tocaron los mejores kraales (para mí eran los mejores porque no conocía otros) y unos fantásticos compañeros como Jorge, Gonzalo, Sandra, Zaida, Miguel ,Adrián, ....

En el primer campamento a Hornillo de Eresma me dieron la pañoleta tras el consejo de roca (tortura de roca para nosotros). Mi padrino fue Adrián, pero como se tuvo que ir antes hizo de padrino suplente Lucas. Me lo pasé genial, y fue la primera vez que dormía tantos días lejos de la familia (pero no me importó, jajajajaja).

Luego llegó el verano y nos fuimos a Camaleño. Era mi primer campamento en tienda de campaña. Hicimos una marcha en la que nos equivocamos de camino y tardamos 8 horas en llegar a nuestro destino, pero ayudándonos unos a otros conseguimos llegar.

Al acabar el campamento pasé a Lobatos.

Cuando empezó la ronda de nuevo, yo ya era un lobato. Ese año me costó un poco más adaptarme, ya que era de los más pequeños, pero gracias a mis Kraales (Coti, Patri, Bubu, Eva y Lucía) me lo hicieron muy fácil. Además hice nuevos amigos como: Carolina, Juan, Elena, Carmen, .... Y además ese año coincidía con mi gran amigo Pablo A.

Hicimos varias excursiones a lo largo de la ronda, pero lo más divertido fueron los campamentos. En Semana Santa fuimos a Onteniente, hizo muy buen tiempo (no como el año anterior que llovió mucho) y pudimos hacer muchas cosas fuera. Luego en verano fuimos a Cervera de Pisuerga (el pueblo de mi abuelo) y lo pasamos genial, hubo alguna pelea, pero en general las solucionamos con ayuda de los kraales.

Esta ronda estoy en 2º de lobatos y vuelvo con los compañeros del primer año que habíamos dejado en lobeznos. En Semana Santa fuimos a Piedralaves, hizo un poco de frio, pero nos dio igual, pudimos hacer muchas cosas.

Y ahora estoy contando los días para que acabe el curso e irme de campamento a Pirineos, ya que nunca he estado por ahí. Me cuentan que es muy bonito y con unas montañas altísimas, y estoy deseando verlo.

¡MOLA SER SCOUT! 


Arturo - Lobato